Aquest web utilitza galetes (cookies) per millorar l'experiència de navegació. Si continues navegant, entendrem que acceptes la seva utilització. Accepto | Més informació

La mirada joven a la raíz que impulsa la Fira Mediterrània se consolida

La raíz interpretada sin complejos a nivel artístico y la presencialidad, aspectos clave en esta edición
2021/10/17 19:40:00 GMT+2
  • La apuesta de la Fira, articulada a partir del presente, los jóvenes y la mirada y encarnada en su espectáculo inaugural, cuaja y arraiga durante los cuatro días intensos de Fira
  • La raíz interpretada sin complejos a nivel artístico y la presencialidad, aspectos clave en esta edición
  • Éxito de la nueva ubicación del ÀreaPro: la centralidad que gira alrededor de la Taverna y la Casa Lluvià en el nuevo espacio en el jardín del Casino se configuran como una gran opción a explotar en las próximas citas
  • Aumento de acreditaciones profesionales que constata la recuperación del sector, que este año han combinado tanto las ventajas del encuentro presencial como del ámbito virtual
  • El viernes se pudo hacer efectivo el restablecimiento del 100% del aforo de los espacios con programación artística, un hito que trasciende a la Fira pero que ha sido una sorpresa muy bienvenida en esta 24 edición
  • A pesar del poco margen de maniobra, la venta de entradas alcanza el 81% de media respecto a la ocupación general de los espacios de la Fira (datos de domingo al mediodía)

La 24ª edición de Fira Mediterrània de Manresa llega a su fin, y debe celebrarse por muchos motivos.

El primero es filosófico, fundacional: el discurso de la Fira ha arraigado. Los tres ejes básicos y transversales que articulan el corpus de la Mediterrània -los jóvenes artistas emergentes que utilizan la raíz como materia prima, las miradas contemporáneas que incorporan la raíz como ingrediente de su propuesta y el presente, centrado en la relación intrínseca entre cultura y educación- han cogido cuerpo y realidad durante estos cuatro días intensos, y la mejor muestra fue el concierto inaugural. Un delicado y al mismo tiempo potente equilibrio entre tradición y contemporaneidad se encarnaron a la perfección en la velada del jueves en el Teatre Kursaal donde la Orquestra de Músiques d’Arrel de Catalunya (OMAC) se estrenaba y presentaba Trencadís, su ópera prima, que dejó claro que este efervescente presente de la raíz nos proyecta un futuro prometedor. El talento y la creatividad desacomplejada para abordar la tradición pero vinculándola a la poesía de autores contemporáneos fue el ejemplo claro del ideario que atraviesa la programación de esta 24ª Fira Mediterrània, y que podemos afirmar ha arraigado con éxito en Manresa.

Ampliación de aforos

Otro motivo para celebrar es contextual, pero no menos trascendente, y seguro quedará en el recuerdo: la Fira empezó con las limitaciones por el Covid19 vigentes, y eso cambió en su segunda jornada, cuando el viernes por la mañana ya pudo recuperar los aforos completos de sus espacios. Una gran noticia para el sector cultural y para la Fira que posibilitó ampliar la venta de muchos de los espectáculos que ya tenían las entradas agotadas. El fin de algunas de las limitaciones, como es el caso del plan del PROCICAT recientemente aprobado y que permite hacer castells de hasta 160 personas, también permitió recuperar actividades del asociacionismo en la calle, como los castellers en la Plaza de la Fira del sábado por la mañana.

ÁreaPRO en el centro

Una consecuencia de la pandemia que sí deberemos celebrar ha sido el cambio de ubicación de la sede del ÀreaPro. La nueva sede del punto de encuentro y las actividades profesionales, este año desplazado al centro de Manresa y con la Taverna (situada en el jardín del Casino) y la Casa Lluvià, ha funcionado. La Fira fue flexible el año pasado con una pandemia en su auge, pero este año ha ganado la partida optimizando algunas de las medidas adoptadas para hacer frente a las restricciones. La proximidad entre espacios, la ubicación en el núcleo de la ciudad y la nueva zona en el jardín del Casino han sido muy bien recibidas. La percepción que los profesionales han trasladado a la organización ha sido muy positiva, y aunque hay margen de mejora, el deseo generalizado ha sido que este cambio sea una realidad para las próximas ediciones.

Otro de los cambios generados por la irrupción de la Covid y que han llegado para quedarse ha sido la transición a lo digital. La incorporación del streaming se ha mantenido en algunas de las actividades profesionales presenciales y algunas artísticas. De modo que las charlas, mesas redondas, ponencias, debates y reuniones rápidas, que recuperaban la dimensión física, también se han podido seguir en directo en pantalla. Las crisis siempre son una buena oportunidad para generar valor añadido, y ahora, buena parte de la programación profesional de la Fira Mediterrània se ha podido disfrutar tanto en persona como en la distancia, y se podrá consultar a posteriori.

Más profesionales acreditados

Si hablamos del ÀreaPro, evidentemente hay que hablar de cifras e indicadores que suscriban el estado del sector. Podemos afirmar que la cifra ha aumentado respecto al pasado año (1.195), alcanzando los 1.231 personas acreditadas (desglosados en 1.008 procedentes de Cataluña, 139 de origen estatal y 84 provenientes del extranjero). Pero el sentido de la Fira no está meramente en los números, sino en la actividad que han generado estos profesionales. Por ejemplo, las Jornadas profesionales agotaron las localidades, incluso cuando el 100% del aforo se reactivó, cifras a las que hay que sumar el público online, que a fecha de hoy llega a las 281 visualizaciones. En cuanto a las reuniones rápidas, otro indicador objetivo de la recuperación de la actividad, han supuesto casi un millar de interacciones -de las cuales 168 en formato presencial y 792 online- marcando claramente la pauta que los encuentros funcionan tanto en el formato presencial como en el virtual.

En otro orden, pero no menos importante, se ha recuperado el programa Firaescoles, que ha supuesto que unos 2.500 alumnos de 19 escuelas del Bages puedan disfrutar de la programación dirigida al público más joven. Es una de las muestras de la relación entre cultura y educación, y que también se ha puesto de manifiesto en el compromiso de la Fira Mediterrània con la sostenibilidad y la solidaridad, testimoniado con detalles significativos como la reducción de la presencia de plásticos más contaminantes o la acreditación profesional hecha de cartón plantable.

Ocupación

Retomando el apartado de la venta de entradas, se ha alcanzado una buena cifra de ocupación de aforo, con una media del 81% (datos de domingo a mediodía). Una cifra alcanzada pese al poco margen de maniobra que supuso que el anuncio oficial de la recuperación de los aforos llegase a 48h del inicio de la Fira y no se pudiera implementar hasta el viernes 15.

Esta edición cierra con la ilusión de la celebración de los 25 años de Fira Mediterrània, que se celebrará del 6 al 9 de octubre de 2022, con el deseo de que se pueda recuperar la actividad en la calle, coincidiendo con la efeméride en Manresa del 500 aniversario de la estancia de San Ignacio de Loyola en la ciudad.

Indicadores de la 24ª Feria Mediterránea de Manresa

Total de profesionales (programadores, prensa y artistas): 1231

Cataluña: 1008

Resto del Estado: 139

Internacional: 84

Compañías y funciones

Total de compañías: 88

Espacios de actuación: 16

Funciones artísticas: 105

Funciones de pago: 86

Funciones gratuitas: 19

Funciones agotadas: 39

Estrenos: 43

  • Estrenos absolutos: 28
  • Estrenos en Cataluña: 5
  • Estrenos en el Estado español: 3
  • Proyectos en proceso de creación: 4
  • Presentación de disco: 2
  • Preestrenos: 1